Prisionero de Guantánamo describe la tortura de la alimentación forzada #Cuba, #Miami, #Madrid

Un prisionero argelino en huelga de hambre dentro de la ilegal cárcel de la Base Naval de Guantánamo, administrada por Estados Unidos, denunció ser víctima de un doloroso proceso de alimentación forzosa que le provoca trastornos psicológicos, vómitos y fuertes dolores abdominales.

Ahmed Belbacha, de 43 años de edad, relató a su abogado que el proceso de alimentación forzosa “duele mucho” y que muchos prisioneros vomitan y sufren “dolores insoportables” como consecuencia de los maltratos de lso cuales son víctimas.

“Cuando nos alimentan mediante el uso de la fuerza, nos sujetan los pies con cadenas de metal y con grilletes nos atan los brazos y manos sobre nuestro estómago. Luego nos acuestan en una camilla y nos atan a ella con correas de fuerza para inducirnos lso alimentos”, detalló Belbacha.

El prisionero agregó que “algunos miembros del personal médico que enviaron recientemente (al centro de detención) tienen miedo al ver el proceso, pues se les nota en su rostro. No creo que sea yo quien lo intimide, si cuando mucho peso 120 libras (alrededor de 60 kilogramos)”.

Recordó que a principios de junio, Estados Unidos envió un grupo de médicos militares adicionales al complejo penitenciario, debido a que el número de presos en huelga de hambre va en constante aumento y actualmente supera los cien.

“Aún cuando una de las nuevas enfermeras empezó a darme de comer, vi que le temblaban las manos. Le pregunté si era su primera vez en la historia que era obligada a hacer algo así y me respondió: Sí lo es”, relató Belbacha.

El ciudadano argelino se encuentra detenido en la prisión ilegal, ubicada en la costa este de Cuba, desde hace más de once años, aunque fue absuelto de los cargos que se le imputaban hace seis años.

Alrededor de 100 prisioneros se mantienen en en huelga de hambre, como señal de protesta por su detención indefinida y por los abusos que sufren durante su estancia en el centro penal. La huelga de hambre que comenzó en febrero, cuando los presos exigieron ser escuchados en la corte.

Informes de los bogados de algunos reos revelaron que los custodios emplean la alimentación forzosa, mediante tubos quirúrgicos que introducen por la nariz de los presos y llegan hasta su estómago. El tratamiento es considerado una tortura por grupos defensores de los derechos humanos.

La prisión de Guantánamo fue establecida el 11 de enero de 2002 por el expresidente estadounidense George W. Bush (2000-2008), para retener a sospechosos capturados en Afganistán y en otros lugares después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Obama prometió en el año 2008 cerrar la prisión en los primeros 12 meses de su mandato presidencial, pero aún cinco años después la polémica cárcel sigue abierta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s