La #Habana, en el corazón de cubanas y cubanos (#Cuba #Miami #Madrid)

NOEL MANZANARES BLANCO

Estuve al tanto del desenvolvimiento de las recientes sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP —nuestro Legislativo). En las mismas encontré con crece respuesta a mi rótulo Cuba: una propuesta para su Parlamento, cuya esencia radica en haber sugerido que se le entrara “con la manga al codo” al asunto de los precios galopantes en detrimento de la mayoría de cubanas y cubanos.

Para evitar malentendido, aclaro que ni remotamente asumí tal acontecer en la ANPP con la creencia de que quienes se desempeñan como Diputados/as procedieron expresamente para satisfacer mi proposición. Entiendo que ello es el resultado natural de una faena invariable a favor del pueblo en el Caimán Verde. Sin más preámbulo, me explico.

Según trascendidos, los debates en esta Asamblea Nacional abordaron puntos neurálgicos de la dinámica en nuestro archipiélago. Por ejemplo, cómo urge movilizar, cohesionar y desarrollar un sólido trabajo con las fuerzas productivas vinculadas a la agricultura; y cuánta utilidad tiene los resultados de una investigación que destaca la visión integral y el estudio a fondo de la familia cubana actual en su diversidad, heterogeneidad y complejidad.

Asimismo, la necesidad de multiplicar la comprensión sobre la importancia del Control para materializar los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución; y las iniciativas dirigidas a romper el silencio y desinterés de la gran prensa de Estados Unidos, e informar a la opinión pública de ese país sobre la injusticia cometida contra Los Cinco en quince largos años.

Entretanto, quedó patentizada la conciencia de que si bien el Producto Interno Bruto creció un 2,3 por ciento en el primer semestre de este año, superando en dos décimas el alcanzado en igual período del precedente —ojo: sin llegar a lo planificado—, es innegable que todavía el incremento productivo carece de buen reflejo en la economía del ciudadano/a medio —un bombillo rojo.

También, que continúa la indagación para suprimir la dualidad monetaria de forma ordenada e integral, lo que permitirá acometer transformaciones de mayor alcance y profundidad en materia de salarios y pensiones, precios y tarifas, subsidios y tributos. Es decir, abrazar definitivamente la ley de distribución socialista: “De cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”.

Referencia aparte merece el asunto relacionado con el enfrentamiento a la corrupción, las indisciplinas sociales y las ilegalidades —so pena de potenciar la reversibilidad de la Revolución Cubana. Escapó a la casualidad que el compañero Raúl le dedicara el centro de su intervención en la clausura de las mencionadas sesiones parlamentarias, precisamente, a Valores como garantía del Socialismo en la Mayor de las Antillas.

Simultáneamente, significo un par de tesis interrelacionadas: el minuto histórico que vivimos devela la buenaventura en laactualización de nuestro modelo económico toda vez que está privilegiada la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción, reconociendo el papel de otras formas de gestión no estatales; y al mismo tiempo, se reafirma la planificación como instrumento indispensable en la dirección de la economía, sin negar la existencia del mercado —¡y sin que nadie quede abandonado a su suerte!

Además, dos máximas martianas: una, que el Diputado/a es la persona encargada por nuestro pueblo para que estudie su situación, para que examine sus males, para que los remedie en cuanto pueda, para que esté siempre imaginando la manera de remediarlos; la otra, “Ser bueno es el único modo de ser dichoso./ Ser culto es el único modo de ser libre./ Pero, en lo común de la naturaleza humana, se necesita ser próspero para ser bueno” —las negritas son mías.

Así, pienso que las autoridades de la Isla desde La Habana evidencian estar trabajando en aras de estimular mejor el corazón de cubanas y cubanos con un quehacer para concretar cada vez más un Socialismo próspero y sustentable —justo a la luz del Magisterio del Héroe Nacional de Cuba, José Martí.

Fuente: Cubainformacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s