Confesiones de un Faquir (#Cuba #Miami #EEUU #Madrid #UE)

ARTHUR GONZALEZ/ EL HERALDO CUBANO

Guillermo Fariñas, elemento contrarrevolucionario cubano, durante su actual visita de entrenamiento en los Estados Unidos, reconoció públicamente que los jóvenes cubanos no se interesan por incorporarse a los grupúsculos creados, entrenados y financiados por el gobierno norteamericano, en su obstinada política contra la revolución cubana.

Conocido por el sobre nombre del “Faquir cubano”, debido a sus manipuladas “huelgas de hambre” que duraron casi 360 días “sin ingerir alimentos” y con un respaldo mediático hollywoodlense, no mencionó las causas de esa falta de interés, aunque para todo el mundo en la Isla las razones son en primer orden, el apoyo al proceso revolucionario de la  mayoría del pueblo y el descrédito que acumulan los diplodisidentes, entrenados y abastecidos por las organizaciones madres en Miami.

Las cubanas y cubanos dominan perfectamente que los llamados “opositores al régimen” no trabajan y solo viven del negocio de la contrarrevolución, haciendo de eso un modo y un medio de vida, que le permite disfrutar de los placeres de la vida sin tener que trabajar, algo de lo que él mismo es un vivo ejemplo.

Ni Fariñas, ni Elizardo Sánchez-Santa Cruz Pacheco, Martha Beatriz Roque Cabello, Berta Soler, José Daniel Ferrer, Yoani Sánchez Cordero, Antonio González- Rodiles y otros tantos, trabajan para ganarse el pan diario. Todos sin excepción, viven del jugoso negocio de ser contrarrevolucionarios  y son mantenidos por el gobierno norteamericano, con parte de los 20 millones de dólares que aprueba anualmente el presidente Barack Obama para las acciones subversivas contra Cuba.

Para justificar ante sus empleadores el fracaso en la captación de jóvenes,  Fariñas intenta hacerles ver que estos solo desean viajar al exterior en busca de mejores empleos, como si ese interés no fuese estimulado por los planes de la CIA y el propio gobierno norteamericano, que mantiene una Guerra Económica desde hace 50 años contra Cuba, precisamente para que los ciudadanos de la Isla emigren hacia los Estados Unidos.

Sin embargo, “El Faquir”  no mencionó que los jóvenes cubanos pueden estudiar en todos los niveles escolares sin costo alguno, ni tener que solicitar cuantiosos créditos al gobierno para pagar sus carreras universitarias, ni endeudarse por varias décadas.
Tampoco explicó que tienen un servicio de salud gratuito y no requieren de Medicare para recibir atención médica, incluidos los trasplantes de riñón o corazón-plumón, las 13 vacunas para prevenir enfermedades o interrumpir un embarazo no deseado.
Para nadie es un secreto que la crisis económica, provocada en parte por los Estados Unidos, afecta hoy al mundo entero, pero en Cuba todos tienen un trabajo seguro, mientras que en ese país el desempleo asciende a diario, alcanzando cifras no vistas desde la década de los años 20 del pasado siglo.

En Europa la emigración de jóvenes es masiva, especialmente en España por la falta de empleo, donde solo los menores de 25 años sumaron en el primer trimestre del año 2013, unos 960 mil 400 jóvenes sin trabajo y la cifra total de personas sin empleo alcanzó la cifra de 6 millones 202 mil 700.

Mientras esto sucede, Fariñas recibe casi 70 mil de Euros por seguir las instrucciones yanquis en su trabajo subversivo dentro de Cuba, con el fin de crear una matriz de opinión contraria a la Revolución.
Pero si todo fuera tan malo en su patria ¿cómo es posible que dure tanto tiempo y no existan movimientos contrarios al gobierno como sucede hoy en Grecia, España, Italia, Francia, Gran Bretaña, Chile y los propios Estados Unidos?

Que cada cual saque sus conclusiones, pero antes recuerden lo expresado por el subsecretario de Estado de Norteamérica en abril de 1960:
…“tenemos que enajenar el apoyo interno a la Revolución a través del desencanto y el desaliento, basado en la insatisfacción y las dificultades económicas. Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba…. a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.
¿Cuántos países en el mundo soportarían estos programas subversivos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s