Cárcel de #Guantánamo sigue ejerciendo prácticas de tortura(#Cuba #EEUU #DDHH #ONU #Amnistia)

CO/La Radio del Sur

Reclusos de la cárcel estadounidense de Guantánamo, ubicada en el sureste de Cuba,denunciaron este martes las constantes torturas psicológicas a la que son sometidos en esa prisión; esto pese a que representantes del Gobierno de Barack Obama han viajado en varias oportunidades hacia la isla para inspeccionar la situación que se vive en el lugar.

Uno de los afectados por este problema es el preso yemeni Ramzi ben al-Chaiba, detenido por los atentados ocurridos el 11 de septiembre de 2011 en Estados Unidos (EE.UU), quien acusó a las autoridades de este país de practicar tortura psicológica en su contra.

Al-Chaiba, denunció que es privado de alimentación antes de cada audiencia preliminar que se celebra en la prisión y que es transmitido por circuito cerrado en la base militar de Fort Meade, cerca de Washington.

El procesado, el único de los cinco que compareció este martes ante el panel judicial integrado por militares, aseguró que hay muchos problemas a diario con la alimentación y sus quejas no son escuchadas por sus carceleros.

Subrayó que es una forma de tortura psicológica y que afecta también a otros acusados. Ben al-Chaiba permanece arrestado en el campo 7 de la base de Guantánamo, donde Washington mantiene en un limbo legal a más de un centenar de personas, algunas vinculadas a los atentados del 11 de septiembre, y otros prisioneros en acciones desarrolladas en Afganistán y presuntos miembros de la red Al-Qaeda.

El proceso tiene como telón de fondo una huelga de hambre de más de un centenar de presos, muchos de los cuales son alimentados a la fuerza.

Recientemente otro de los reclusos detalló a través de una carta que los militares “nos pegan, usan balas de goma y gases lacrimógenos (…) se han llevado casi todo de las celdas, desde los cepillos de dientes hasta las mantas y libros (…) Nos encerraron en celdas frías que no tienen ventanas, donde no entran ni los rayos del sol, ni el aire fresco. A veces ni sabemos si es día o noche”, relató el prisionero.

También enfatizó que “cada día me atan firmemente por las manos y los pies a una silla. Un vigilante fuerte aprieta con las dos manos mi cabeza con tanta fuerza que siento como si me fuera a romper el cráneo. Luego, los así llamados médicos nos meten por la fuerza un ancho tubo flexible en la fosa nasal hasta que me sangra la nariz y la boca”.

A finales del mes de abril, el presidente Barack Obama prometió renovar sus esfuerzos para cerrar la prisión militar, y llamó al Congreso a ayudarlo a encontrar una salida legal a largo plazo al problema de juzgar a combatientes enemigos.

“No es una sorpresa para mí que tengamos problemas en Guantánamo. (…). Sigo creyendo que debemos cerrar Guantánamo. Es importante que comprendamos que Guantánamo no es necesario para la seguridad de Estados Unidos. Cuesta caro, es ineficaz”, declaró el mandatario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s